Lady Grecia va a ser el tema del verano

Publicado originalmente en sigueleyendo

Una colaboración de mi colega en el fandom, MAC INCULKING

Muy bien, muchachos, hemos teorizado mucho y bien en todos estos años, pero es hora de apostar por otros formatos, que estamos en crisis. Y la divagación, el jardín filosofante y otras delicias de orden cultural se avienen mal con nuestras coyunturas famélicas. Es duro lo que digo, sí, pero más duro es de pedir y gracias a dios siempre hay literatura apta para mantenernos con vida a los que carecemos de posibles pero aspiramos a algo más que comer (pan). Vengo a hablaros con temblor en la voz porque ha acudido a la llamada de la necesidad; que no estaba muerto, ni tan solo mal enterrado; estaba vivo y ha vuelto: es el pulp.

Me compro el libro del mes. Me refiero a mi mes, a mi lista precaria de deseos y al único que me puedo comprar. De los que he puesto en el punto de mira elijo Lady Grecia, una novela von Riot Über Alles und Vanity Dust: 9 euros, 160 págs., formato vintage. Encuentro allí novela, filosofía, humor, política, sexo y héroes de clase trabajadora; más, en tan poco volumen, imposible. Es el todo-en-uno, la nueva línea Low-Cost de la lectura, algo como el Gran Huevo Kinder literario cuyo concepto ya habría patentado algún preboste del mundo de los libros con visión de futuro, pero es que aquí no hay emprendedores. De llevarse la pasta pública, sí, las fiestas de comuniones con dinero del contribuyente, esas cosas; de la cultura no hay emprendedores. Bien, así estamos mientras los únicos que han entendido antes de mí este pedazo de fórmula son los chicos de Aristas Martínez (dos: Cisco Bellabestia y Sara Herculano, Aristo y Arista respectivamente). Gracias a libros como Lady Grecia, 9 euros operan el milagro y uno se crece íntegra y moralmente, tanto que comienza a ahorrar para el próximo e incluso se quita de lo que tiene apartado para la merca y otras chuches. Mientras tanto uno sigue paseando con el libro puesto, en plena fiebre revival, como nuestros tíos en épocas más francas. Pero mírenme camino del metro, y juzguen por ustedes mismos cómo mejora mi look (y cómo ustedes también pueden hacerlo fácilmente):

.

.

Pero debo justificar mis expansiones, y para ello advierto de que  ahora vienen (keep out, men!) espoilers: el primero, que en Lady Grecia por fin funciona el aeropuerto de Castellón. Y las islas griegas se han privatizado para poder seguir pagándole a los banqueros sus polvos en Qatar. Nicole y su Ein bißchen Frieden viven una segunda juventud. Y los feos triunfan. No se puede pedir más, ya lo he dicho. Dos tarados llevan el peso de la historia, y uno de ellos ni siquiera habla; no es mudo, no, se expresa mostrando las encías, aunque luego se expresará en otro modo de no perecedera lengua, que es la fuente y la primera. Pero no adelantemos acontecimientos. Estamos en esa pareja de dos que dirige sus pasos de forma segura e incontestable a la resolución de una trama de la que depende el destino universal, una pareja que está llamada a ser parte del imaginario colectivo de las parejas, junto a Fred Astaire y Ginger Rogers, Hitler y Goebbels,  Adán y Eva, Dolce y Gabbana, María Jesús y su acordeón. Responden a los nombres en clave de V. y R., dos iniciales que bastan a esos nombres infinitos, y que con total desvergüenza han sido ya plagiados por la publicidad capitalista y sin escrúpulos. Vean, si no, los siguientes ejemplos:

.

.

A tal punto llega el impacto crematístico de nuestros héroes que una conocida firma de maletas ha querido explotar subliminalmente su efecto, como se observa sin duda alguna en este documento suministrado por Anarkoleaks:

.

.

Viene al pelo indicar aquí que nuestros protagonistas, V. y R. custodian durante toda la novela una maleta. Pues bien, en ella se halla concentrada ―nada menos― la Historia toda y el destino cósmico. De su buen hacer dependerá que hoy nosotros podamos volver a inundar nuestros parques, los ciclistas a meternos la rueda en los corvejones, los perros a deponer alegremente y las infantas en algún lugar ignoto vuelvan a sonreír con retraso. Pero hay más en Lady Grecia: hay grupos terroristas de extrema izquierda que ponen orden frente a la amenaza teutona, y nuevos anarkoideólogos llamados a poblar las camisetas y la oratoria libertaria de los siglos venideros. Hay mafiosos italianos y mafiosos griegos y azafatas de nombre libidinoso y efectos 3D todos perfectamente trabados en esta historia de descerebrados y malotes con final feliz.

De hacernos caso (como esperamos) vivirán en estas páginas eso que no van a poder ver en su vida, y menos aún a manos de gente torpe y fea y tarada como la inmensa mayoría de los mortales (entre quienes humildemente me cuento): la Justicia brillando a plena luz del día. Ese es el placer que, por encima de todos, brinda esta nueva propuesta pulp. En el camino Riot Über Alles (R. para los amigos) y Vanity Dust (V. a secas) les regalan los ojos con las escenas más bizarras, los tipos más estrafalarios y la narrativa más punk que imaginarse pueda y que me atrevo a denominar sin rubor gran literatura. Porque, si se dejan de melifluosidades, encontrarán en Lady Grecia una historia de trazado inteligente, donde la elipsis, la contraposición de planos narrativos, la metáfora no inmediata y otros efectos especiales se confabulan a la perfección para arrastrar al lector a esa experiencia de un mundo ajeno e imaginario que es el estado puro de la literatura. Algo que, es cierto, se puede lograr en esta vida por otros medios más químicos, pero solo la literatura es capaz de ofrecer en el marco legal y adecuado al módico precio de 9 euros.

Ha vuelto el pulp a nuestros hogares. Como ha vuelto la Religión a los colegios, la hostia diaria a las calles, el NO-DO al mediodía y el baldón sobre la clase trabajadora. En ese estado de orfandad y riesgo de exclusión cultural era necesario que volviera una oferta de pulp con toda su maquinaria de despropósito y humor y entretenimiento y cultura a precio de acción social. Reivindico, reivindicamos el pulp como objeto cultural de la ética contestataria y necesaria. El todo-en-uno de la cultura, y a precio de crisis.

.

LADY GRECIA

Riot Über Alles y Vanity Dust

ARISTAS MARTÍNEZ

160 Págs. / 9 euros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s