“Perspectivas democráticas”, de Walt Whitman

Publicado originalmente en sigueleyendo

SANTIAGO GARCÍA TIRADO

De Walt Whitman corren en la selva de la cultura de masas diversos clichés que probablemente sean lo único que queda del autor americano para una inmensa mayoría. Muchos menos lo han leído como poeta, y se pueden contar con los dedos quienes se habrán detenido en sus escritos en prosa. Con el objeto de revertir esta dilapidación de tan valioso legado, la editorial Capitán Swing ha editado Perspectivas democráticas, una selección de lo mejor de su pensamiento, tal como quedó reflejado en las notas que fue desgranando entre 1862 y 1882, años que van desde la Guerra Civil americana hasta el posterior período de reconstrucción nacional. No van a encontrar en esas notas argumentos para seguir alimentando la crónica chismosa de sus costumbres sexuales, ni una atención excesiva a la poesía (aunque varios fragmentos se detienen en los autores que lee y admira). Por el contrario estas páginas revelan al poeta que pensó su obra como una parte medular de su dimensión política. Y eso, en pleno 2013, todavía sabe a revolución.

Perspectivas democráticas es política en los albores de la democracia y hoy, más de un siglo después, un documento de primer orden para entender la revolución que el mundo sigue esperando. Ralph Waldo Emerson admiró a Whitman (de hecho fue uno de los  principales valedores de Hojas de hierba,cuando estalló la caja de los truenos y se la tildó de obscena); Whitman admiró a Emerson y admiró a H. D. Thoreau, Thoreau admiró a Whitman (atentos al Diario (1837-1861) también cortesía de la imprenta del Capitán Swing), y en pleno albor del S. XXI los indignados de todo lugar y condición no podemos por menos de admirar y seguir aprendiendo de aquellos que formularon los principios de una democracia que se les antojaba utópica, aunque no imposible, y que aún andamos lejos de construir.

Años después de visitarlo, Óscar Wilde decía seguir guardando el beso que le dio en los labios como despedida. Esa imagen, cuando les presentamos la obra política de Walt Whitman, vale como metáfora de lo que el nuevo mundo entonces ofrecía a la vieja Europa: un sistema avanzado de civilización, un medio en el que el Hombre por primera vez podría ser y desarrollarse en toda su plenitud. Una forma perfeccionada de Amor a la Humanidad que hasta hoy no ha sido más que un anticipo, y cuya realización sigue siendo asignatura pendiente.

PRUEBA CON ESTO

Naturaleza y democracia. Moral

“La democracia se asocia más que nada con el aire libre, es soleada, fuerte y sana sólo en la naturaleza; tal como sucede con el arte. Algo se requiere para atemperar a ambos, para ponerlos a prueba, para apartarlos del exceso y de lo enfermizo. He intentado, antes de partir, dejar especial testimonio particular de una muy vieja lección y requisito. La democracia americana, en sus múltiples personalidades, en sus fábricas, talleres, tiendas, oficinas, a través de las densas calles y casas de las ciudades, y en todas las manifestaciones de su vida artificiosa, debe por una parte ser revitalizada por medio de un contacto regular con la luz exterior, el aire, el crecimiento, las escenas de granja, los animales, los árboles, los pájaros, la calidez del sol y la libertad de los cielos; de lo contrario indudablemente decaerá y palidecerá. A falta de ello no podremos tener una raza fuerte de trabajadores que integre su comunidad, único y específico propósito de América. No concibo el firme florecimiento y el carácter heroico de la democracia en los Estados Unidos, o de la democracia completamente autosuficiente, sin que el elemento de la naturaleza forme parte principal, sea su elemento salutífero y de belleza, donde verdaderamente se halla toda la política, la salud, la religión y el arte del Nuevo Mundo.

Por último, la moral: “La virtud no es sino un viva y entusiasta armonía con la naturaleza”, dijo Marco Aurelio. Tal vez los esfuerzos de todos los verdaderos poetas, fundadores, religiones y literaturas de todas las épocas hayan sido, y seguirán siéndolo en estos tiempos y en los que vendrán, esencialmente lo mismo: apartar a la gente de sus continuos extravíos y abstracciones enfermizas para conducirla a lo común, divino, original y concreto”.

PERSPECTIVAS DEMOCRÁTICAS

Walt Whitman

CAPITÁN SWING LIBROS

384 págs. / 19 euros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s