Crónicas de lo extraño cotidiano

LA VIDA DE LAS COSAS

561256c36ff48

El periodismo, en crisis, y a la vez sin dejar de dar a luz maravillosos artefactos. El último acaba de llegar a librerías, se titula “La vida de las cosas”, y es obra de Álex Ayala Ugarte, el joven periodista que terminó la carrera y no dudó en marcharse a América a conocer de primera mano la realidad del continente, y no menos su espléndido periodismo narrativo. Una serie de artículos publicados a lo largo de un año en “La Razón” (de Bolivia) conforman este libro de prosa tersa y cuidada que puede leerse indistintamente como crónica y como cuento. Y en ambos casos funciona a la perfección.

Son breves, son intensos, se conciben como descripciones que se camuflan de relatos y son, sin embargo, pequeñas columnas periodísticas que se nutren de la vida a pie de calle. Cuatro páginas ocupa cada texto, y en ninguno sobran palabras. Empiezan in media res, saltan hacia atrás en el tiempo, incluyen breves diálogos, y narran siempre lo mismo, la obsesión por las cosas que ciertos sujetos van confesando delante del periodista, que al cabo lo consigna todo. Sorprende el motivo humilde ―los protagonistas son siempre personajes anodinos de la Paz― que es capaz de generar materia suficiente para una crónica de interés, donde siempre se acaba encontrando algo de sublime entre la grisura: personajes que coleccionan los objetos más disparatados, mujeres que soban imágenes en las trastiendas, gentes que se desprenden de todo y diógenes que no se deshacen de nada, los que veneran objetos de sus mayores, los que reparten su identidad entre el corazón propio y lo inerte. Con un estilo en la mejor línea del New Journalism americano, una mirada capotiana e innúmeras horas de trabajo de calle, Álex Ayala Ugarte transita de una en otra narración preguntándose qué puede haber de humano en la convivencia con los objetos, en qué medida delatan a sus poseedores, de qué manera ayudan a mitigar la soledad, o la brevedad de la vida, o la pérdida de los seres queridos. La clave en muchas ocasiones es el humor, o la curiosidad, o el espanto, pero al cabo permanece una sensación de unidad sobre todos ellos que resulta tranquilizadora. Como especie, el ser humano es multiforme y a menudo imprevisible, pero forma una comunidad en la que de ninguna forma uno puede sentirse extraño: todos esos personajes que nos miran desde las páginas del libro nos son conocidos. Más allá de las anécdotas que cada texto acumula ―y son un acicate para no soltar el libro ni un segundo― el gran logro del libro es subrayar en cada historia ese componente humano que le da unidad.

561256ddee2b3

Una pequeña mención a la editorial, para concluir: Libros del K.O. es también un fenómeno colateral del nuevo periodismo en español, y un fenómeno que celebramos. Ya le hemos dedicado atención en Blisstopic y no nos cabe duda de volveremos a hacerlo en el futuro. Sí, queridos, el periodismo se prostituye, el mundo se desmorona pero todavía es posible recuperar el amor por la noticia bien narrada. Eso parecen decir Álex Ayala Ugarte y su orgullosa editorial con la edición en España de esta obra que en Bolivia ha dado mucho ―bueno― de que hablar. A propósito, en Bolivia ganó el autor hace unos años el Nacional de Periodismo y, recientemente, una beca Michael Jacobs para periodismo de viajes, lo que quiere decir que volveremos a hablar de este hombre que habla de la vida, esa inacabable sorpresa que todavía merece la pena ser contada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s